miércoles, 26 de octubre de 2011

Llanto Alunado...



Amarga tristeza que en mi corazón se aloja.... 
ni luz... ni tinieblas...
distancias y desaires.... dolores incansables...

Que yo también he fallado me haz dicho... si...
pero nunca te jure amor... 
nunca te dije que eras todo en mi vida...
tu si lo hiciste... 
y ahora en este tiempo me pregunto si también en eso mentiste...

La confianza es como el papel toda vez que se arruga nunca vuelve a ser el mismo...
que lo hicieras no me dolió, pues yo me esperaba algo así...
me dolió fue creerte... creer en la sinceridad de tus palabras...
y me mentiste...

Deseaste terminar con una farsa que amargaba tu alma...
 y solo me corroboraste que no hay espera...

No hay nada mas que ver... 
nada mas que esperar..
tu me has dado la respuesta a tu pregunta...
y si no la ves es preocupante... 
el motivo y la decidía de la espera hoy día se terminan....


Gran dama de la luna oscura 
diosa que en mi eternidad me acompañas,
beso lúgubre de los desterrados,
acuna nuevamente mi alma desolada,
y seca de mi corazón esas lagrimas,
del llanto que estos ojos secos míos no derraman...
y con indiferencia suprimen...


Para mis ojos no existe dolor, 
salvo el que siente una madre por su hijo, 
en la espera infinita de un mundo mejor, 
pero con la realidad de su muerte tras sus espaldas...

no, no hay manera de que esto me conmueva
y es por eso que el llanto de las almas torturadas
se mitiga en luna nueva...

Hecate, Lilith, Morrigan....
Selene, Vesta, Cerridwen....
diosas mías... 
señoras eternas,
den paso al macho cabrio,
al hades de las profundidades,
al señor astado de los salvajes vientos.... 
y que la oscuridad depure mi alma...


Que Así sea....